24/11/10

AutoMitologia



I.- (Descripción de la bestia)


La bestia tiene cuatro ojos y dos cuerpos.
Como el interminable uróboro,
busca a veces comerse pero sin realmente quererlo,
y el circulo que debería
empujar los cuerpos a la nada
es más bien algo amorfo,
como una continua explosión silenciosa.

La bestia habla dos idiomas a la vez,
que resultan ser el mismo
pero en duplicado,
como si el habla se viese en un espejo,
y la criatura fuese
a la vez
imagen y reflejo.

La bestia tiene dos corazones,
tan sincronizados y distantes,
que es difícil precisar si en realidad
no es uno solo y su eco inmediato
lo que resuena a veces en el silencio.

Yo soy
una mitad
de la bestia.




4 comentarios:

V a v o dijo...

Pienso en el poema "entre el dolor y el placer" de vallejo, pienso en la bestia del apocalipsis de san juan, pienso en el hombre que recorría los sueños de machado e incluso en su grotesco bufon. Magnifica descripción, sumamente evocativa, completamnte convincente.

Un abrazo matías

Mechi.- dijo...

Una pregunta obvia: cómo se llama la otra?

franco dijo...

Todo porque te querés morder y no llegás (?)

Quiero decir... linda meditación filosófica sobre lo incontrolable de uno, o linda proyección me mandé yo ahí :P

egolastra dijo...

"...como una continua explosión silenciosa."
Utilizando una expresión valenciana, lo tuyo (o lo vuestro) podría decirse que es una mascletà de emociones.

Un abrazo.