30/11/11

...

Todas las brújulas apuntaron hacia tu pelo al mismo tiempo,
mis manos eran un solo extravio en el aire,
"nadie puede reclramar lo que no habita"
me dije de pronto,
y fue cómo descubrir el barranco
un instante despues de dar el salto,
o cómo olvidar el idioma
en el que pronunciaba tu nombre.

1 comentario:

egolastra dijo...

Cómo comentar, cómo hablar sobre lo que no se deja pensar.

Abrazo fuerte amigo Matías.