22/1/11

Insomnio

.

Lloran las puertas de mi cárcel,
brillan en el cielo los silencios,
y yo sigo acá
sin poder dormir
o sin poder despertar
pero siempre en un extremo
indefinible.

En el otoño del tiempo
mi vida es una hoja que se desprende
____________________/y cae
de un árbol que no tiene nombre.


.

2 comentarios:

franco dijo...

¿Y tu corazón también es un balde vacío?

egolastra dijo...

¿Dónde quedaron las ganas por llegar a ningún sitio? Ay, la magnífica sensación de dejarse ir.

Que sueñen los mortales, que duerman sus certezas.