17/8/09

Inmortal

Cuando Ricardo estaba a punto de morir, toda su vida pasó frente a el y al final, se vió tendido, moribundo, soñando que se veía tendido a punto de morir hasta que el bucle se tornó infinitamente absurdo y terminó quedándose dormido. Había contemplado Ricardo su muerte tantas veces que esta perdió sentido y olvidose el personaje como se hacia para abandonar este mundo. Sus parientes más cercanos, falsos e ilustres, lo vieron levantarse, extrañados, la mañana siguiente.

6 comentarios:

Mechi.- dijo...

Era de esas personas que se sienten muertos, pero que en realidad viven.. que triste..

mbb dijo...

en realidad no pasaba por ese lado mi idea al escribir la historia, pero es absolutamente válida...

César J. dijo...

Hay un relato de Gabo que cuenta de un hombre que soñaba que estaba soñando, que estaba soñando, que estaba soñando, que estaba soñando... diez soñando. Luego estuvo despertando, despertando, despertando, hasta que se perdió.

Mechi.- dijo...

Te iba a preguntar cual era tu idea, pero no, porque a mi no me gusta que me pregunten :P

V a v o dijo...

cada que bostezaba se ponia mas palido de lo permitido por la vida.

Clarisa En El País De Lo Jamás Visto dijo...

Cada vez que leo algo relacionado a la muerte viene a mi cabeza Pizarnik. Supongo que a ella no le sorprendería (supongo que a vos tampoco) el falso coqueteo con la muerte. El juego repulsivo de los tibios que sueñan y se quedan dormidos. Digamos que Alejandra también soñó, pero nunca más se despertó, (en esa fantástica concretación del anteriormente mencionado coqueteo, y no en un histeriqueo vano.)

Bueno, no se si está bien haber hablado de Pizarnik, y no de tu poema..
pero que querés, conozco Ricardos jajaj..

Saludos!