28/9/08

Encuentro uterino

Al adecuarse los ojos a la oscuridad del lugar, pudieron distinguir de entre las sombras dos manos. Buscaron los ojos las manos, las manos los ojos y en la unión se encontró una cara en los ojos con las que ahora sabia sus manos. Despacio, como con temor a lo desconocido, desde sus ojos bajaron sus manos hasta una nariz, unos labios que no hablaban aún, y ahora, desde sus ojos y sus manos, nuevamente se reconocia, una y otra vez, como sin creerlo.

4 comentarios:

frAnco dijo...

GRAAAAAAAAAAAAAN TEXTO. Algo así me pasó el sábado temprano, volviendo a mí, después de esa noche de tanta sustancia...
Sigo sin creerlo...

Pio dijo...

Altamente gráfico. Lograste algo fantástico.

Yani dijo...

gracias por tu comentario!...

Yani dijo...

la verdad que si despierta mucho, en cada canción me conecto con algo... algunos escritos los haces vos?